30 marzo, 2008

Manual básico de investigación criminal

Extracto de “Manual básico de investigación criminal” en monografías.com

(Adaptado al blog por Criminalistico_Dte)

El presente es una actualización de "POLICIA AL DIA" texto del autor aprobado por la Escuela Nacional de Policía como material didáctico (Exp. 3635 ENP 25/10/1994). Ampliado con "EL DELINUENTE NACIONAL" monografía de igual autoría publicado en los Anales del Instituto de Criminología y además; material seleccionado de "COMPORTAMIENTO AGRESIVO Y ACTIVIDAD ANTISOCIAL (SEGURIDAD CIUDADANA), del mismo autor evaluado por el Dr. Duarte Nosei.

INTRODUCCIÓN

La lucha contra la delincuencia no admite desmayos, cada día vemos como se apoya, tecnifica y entrena al antisocial, mientras que las autoridades, como decía uno de los jefes de Policía de Montevideo, Gral. Washington Varela, "La labor de la Policía es comparable con el pasar un trapo sobre un piso donde cae agua de una canilla abierta; no se tiene tiempo en evaluaciones, solo de secar". Este hecho debe ser revertido gradualmente. Una preparación técnica más profunda forma policías con capacidad de acción, mayor margen de movilidad y mejores recursos operacionales.

En el marco de las nuevas directivas del Ministerio del Interior, B.O.D. 32.019 del 28/03/2005, CIRCULAR Nº 08/05 del 10 de marzo de 2005. Resolución Ministerial Nº 0299 de fecha 14 de marzo del corriente publicada en el Boletín Nº 11/05, consecuente con lo manifestado por el Sr. Director de la Policía Nacional, Insp. Ppal. (R) Cono CARDOZO, el 02/03/2005, publicado en el BOD 32055 de fecha 04/03/2005: sobre la regularización; capacitación del personal, y la eficiencia del servicio, es nuestra intención volcar los conocimiento adquirido, en la práctica, y en diferentes seminarios y cursos, habiendo sido puestos en práctica en diferentes circunstancias, con alto índice de efectividad, que nos permite hoy recomendar su utilización.

"POLICIAS AL DIA", del mismo autor; primer trabajo sobre el tema de dos décadas, en 1994 fue aprobado por la Escuela Nacional de Policía (Exp.3635/94), donde se desarrollaba temas sobre criminalística, criminología y derecho penal y procesal penal, los cuales no llegaron al personal subalterno: "Lamentablemente, el descreimiento, la propia costumbre y la falta de reconocimiento están enquistadas en los institutos policiales, afectándose a aquellos hombres que se entregan con abnegación, en silencio y nunca se los tienen en cuenta a la hora de los reconocimientos y los méritos" (Crio. Roberto De los Santos. Manual de Criminalística. DNPT. Año 2000). Al mencionado trabajo, hoy se le suma el trabajo monográfico de igual autoría "EL DELINCUENTE NACIONAL", expuesto en las 2ª. Jornadas uruguayas de Criminología, y publicado en los Anales del Instituto de Criminología; y tres elementos jurídicos, siempre difuso para el policía, la justicia y la ciudadanía, sobre aprehensión, uso de la fuerza e inmunidades, que elevamos dentro de "COMPORTAMIENTO AGRESIVO Y ACTIVIDAD ANTISOCIAL (SEGURIDAD CIUDADANA), a la evaluación del Dr. Duarte Nosei.

El planeamiento de este trabajo, asume los tres elementos de utilidad de la investigación policial; la Criminalística, la criminología y el derecho penal.

Debido a lo extenso de los temas, se ha realizado una síntesis de conceptos de aplicación práctica no abundando en teorías de contenido filosófico, sino de aplicación real.

MANUAL BASICO DE INVESTIGACION CRIMINAL

En seguida encuentro en el ámbar la impresión de sus dientes, de lo que deduzco que nuestro hombre es enérgico, musculoso y dotado de buenas mandíbulas a las llamas. En fin, este tabaco es mezcla Gosvenar de diez y nueve centavos la onza, y como puede procurarse excelente tabaco por la mitad de precio, es bien evidente que no se halla en necesidad de hacer economía".

Evidentemente estos dos personajes, uno de la realidad y otro de la ficción, se basan en conocimientos y observación apoyado por un buen poder de síntesis. Si viviesen en la actualidad con los avances tecnológicos, que todo lo miden, pesan y descifran, harían pasar malos ratos a la mayoría de la delincuencia.

Esto no debemos dejar de aprender como lección, contamos con medios técnicos que Vidocq no imaginó; por lo tanto debemos aprender a utilizar en provecho de la investigación. Debemos aprender a observar y pensar. En esa dirección se enfoca este trabajo.

BASE DE LA INVESTIGACION

El avance de la criminalidad, exige un trabajo más complejo de la técnica policial, lo que lleva a desarrollar métodos de estudios modernos. Es así que surge como auxiliar indispensable del derecho penal.

Podemos decir que es una ciencia humana; ya que se realiza por humanos pero auxiliado por todas las ciencias, para darle mayor efectividad y el menor error posible.

La naturaleza de la Criminalística es explicativa. Todas las ciencias que con ella colaboran así lo demuestran, tienden a conseguir una repuesta lógica y coherente, racional a las incógnitas criminales.

Todas las leyes del mundo no son justificativo cuando se castiga a un inocente. El trabajo del investigador es un trabajo frío, sin emoción que conlleve a errores. Para investigar, hay que pensar y para eso hay que dejar de lado las estimaciones personales, motivos individuales, para objetivizar los hechos.

Hoy un individuo sospechoso, es condenado tomando como base pruebas tangibles, impresiones digitales, indicios y testimonios, etc., descubrir esos indicios es tarea de especialistas.

Comúnmente en la escena del crimen se revela la trama del mismo. De igual modo, en la mayoría de los casos existen características, e indicios donde comienza, se desarrolla y finaliza el hecho. Sin embargo en contraste con su autor, la conclusión del caso depende del investigador designado. La habilidad del mismo para analizar la escena del crimen y determinar, donde, cuando, como, quien y porque, por más difícil que se encuentre el desarrollo de la trama en la escena. El término satisfactorio de la investigación, es la detención del autor y su procesamiento

La Criminalística tiene como finalidad el descubrir los componentes externos del delito, revelar los testigos mudos (indicios) de la escena del hecho, lo que llevara a descubrir al criminal.

Para que un Juez pueda imponer una pena, no basta con que sepa que se cometió un delito, sino debe saber, quién lo cometió, como lo cometió, donde lo realizo, porque razón y cuando fue. Todas las repuestas forman un juicio justo.

Un delito investigado a medias logra dos objetivos; desprestigiar a los investigadores, tanto los que llevan encaminada la investigación como los que paralelamente llevan una investigación a medias y en segundo lugar elevan las posibilidades de la defensa.

Durante muchos años, la ciencia estuvo representada en los tribunales solo por la medicina forense. Actualmente en cambio se suman a ella muchas actividades técnicas y científicas. A través de un trabajo en equipo, los especialistas en cada uno de los temas recogen todo tipo de indicios y de pruebas que puedan orientar una investigación criminal suministrando luego valiosos datos a los distintos magistrados. No le es ajeno a esto, la nueva ciencia de comunicación informática.

La entrada en vigencia del Nuevo Código de Proceso Penal, y la innovación del juicio oral para los delitos, muchos profesionales, se verán ante la verdad de sus conocimientos. Es por ello que se debe tener una postura sólida, y no solo ser receptor de conocimientos, sino un buen expositor a la hora de ser llevados a declarar como técnicos, si el juez así lo considera. Se acabaron, las reuniones secretas.

LA CRIMINALISTICA

La Criminalística, si bien se ocupa de medios para descubrir y verificar, unos y otros van referidos, al hombre. El fin de lo mismo es el descubrimiento del delito y del delincuente y también de la víctima o perjudicado por el delito. Descubrir un delito no significa solo comprobar la existencia del hecho punible, existencia que en verdad muchas veces se acredita, pudiéndose decir, por si misma, sino determinar el cuándo, el dónde, como, porque y el quién, con la mayor exactitud posible las exigencias tiempo espaciales, modales y personales del hecho punible, comprendiendo en lo personal no solo al quién activo, sino también al pasivo, aunque la determinación de éste tenga menor alcance penal que la de aquel; el cuándo es en principio, más importante que el dónde, ya que marca una relación temporal que puede predeterminar por si misma el dónde y tiene además a los efectos de una responsabilidad, una mayor repercusión penal.

También importante a los efectos de ciertos agravantes, etc. Y en ciertos conflictos de jurisdicción. El tiempo es fundamental a los efectos de causalidad, etc. (ej. violación previa o posterior al homicidio), pluralidad de delitos, delitos imposibles (ej. matar a un muerto)

Añadamos aún que la Criminalística puede ser eficaz respecto al testimonio en todas formas, tanto en orden a la confección como a las manifestaciones de los testigos, peritos, etc. Probando que unas y otras no concuerdan con la realidad de los hechos. En tal sentido, pueden también evitar errores judiciales. Quizá, como dice Brochar, la mayor parte de los errores judiciales se deba a la falsa o equivoca identificación del acusado hecha por la víctima o testigos. El estado emocional de aquella y estos, es frecuente origen de errores y a evitarlos en éste y demás aspectos va enderezada la Criminalística, con la severa determinación de ese "quien" fundamental en toda investigación.

El criminalista solo lo es plenamente; primero cuando emplea métodos debidamente comprobados por la ciencia o arte correspondiente, segundo, cuando compruebe íntegramente al descubrimiento del delito en los diferentes elementos formalisticos que la integran. La primera comprobación es la del laboratorio, la segunda la Policía y es distinta a la anterior, aunque se hallan íntimamente ligadas.

Comprobar el delito es también verificar el delincuente y la víctima. La más importante de estas dos comprobaciones es la que atiende al delincuente. Individualizar éste quiere decir, éste y no otro. Ahora bien individualizar una persona no es precisamente identificarla. La individualización es previa a la identificación, Solamente un uso amplísimo de ésta palabra puede llevar, incorrectamente a equipararla como la anterior.

Individualizar o individuar significa el proceso más o menos complicado de concretar a una persona, de distinguirla con sus características de todos los demás. Es una tarea de índole originaria que supone la concreción de una persona por la reunión de una serie de elementos que sobre ella misma y que se refiere a sus características, a lo que le es propio como individualidad física o moral.

Identificar es algo que se halla íntimamente ligado a lo anterior pero que es sin embargo, diferente. En un sentido amplio, genérico, identificar implica una yuxtaposición, el proceso más o menos complicado de ver si lo que se posee respecto a la individualidad de alguien corresponde, se ajusta a la misma. La identificación es el resultado final a que toda individualización debe conducir. Identificar, pues no es precisamente descubrir, sino confirmar, realizar un reconocimiento, acreditar la exactitud de lo individualizado, de lo conocido.

Así, en la búsqueda de un delincuente se comienza por reunir respecto al mismo toda suerte de indicios y pruebas que nos permitan conocerle o sea, individualizarle de todos lo demás; sangre; pelos; mancha; estatura, armas, manera de cometer el delito, etc. La reunión sistemática y científica de tales elementos con conocimiento va constituyendo "el individuo que se busca", le va individualizando respecto a los otros, y cuando se le cree tener ya debidamente determinado, diferenciado, se le identifica, es decir, se le verifica, yuxtaponiendo todos los elementos obtenidos en su propia persona. En la vida realizamos constantemente individualizaciones, identificar; ya tenemos que salirnos de lo meramente descriptivo y entrar en una serie de operaciones que significa una especie de comprobación.

Cuando hablamos de exigencia legales y científicas, queremos indicar dos ordenes de exigencias existentes en todo procedimiento penal, las cuales pueden discrepar considerando una de ellas que la identificación esta lograda debidamente y la otra no. Justamente aquí vemos la íntima conexión que existe entre Criminalística y procedimiento penal. Puede suceder que el sistema de garantías procesales exija legalmente en un caso dado, muchas más para llegar a establecer su responsabilidad que lo que el Policía o el criminalista considera necesario, partiendo de consideraciones científicas. Es que las leyes no son realizadas por técnicos, sino por legisladores, y la mayoría no son ni técnicos, ni doctores en derecho.

Puede ocurrir también que desde los primeros momentos, la existencia de huellas papilares del "quién" del delito. En este supuesto, tampoco cabe confundir la identificación con la individualización, pues aquella solo ha sido posible en virtud de que en otro caso anterior la individualización se logró ya que dio lugar a la identificación que obra en el archivo, que permite la segunda y posterior identificación. La prueba que en tales casos no es simple la identificación el fin de la investigación Criminalística, es que la misma no puede darse por terminada el "quien" mientras ese quien no sea habido en persona y debidamente comprobado, o sea se haya realizado la yuxtaposición que es esencial de la identificación.

POLICÍA Y CRIMINALISTICA

Podríamos decir que, mientras la Criminalística es la que suministra los conocimientos y medios científicos, la policía es el órgano administrativo que actúa conforme a los mismos.

Por otra parte, la denominación policía científica como sustitutiva de la Criminalística, da a entender más de lo que realmente existe y aún es necesario, pues no todos los miembros de la misma son científicos, sino unos cuantos, de los cuales una porción trabaja en el laboratorio sin desempeñar autentica función policíaca, resulta que solo es atributos de una parte.

Si se quiere mantener la denominación "policía científica", es solo condición de ver en ella una referencia; la de querer indicar que se trata de una policía distinta a la rutinaria, a la puramente empírica del pasado

En todo caso, la expresión policía científica es más amplia y también más adecuada al estado actual de la Criminalística que la expresión policía técnica, que responde a una etapa histórica superada.

"Police science" no se alude precisamente al órgano, sino a la serie de conocimientos de índole científico que es preciso tener en cuenta en la labor del investigador. Tales conocimientos, constituyen un sistema derivado especialmente de las disciplinas naturales.

La Criminalística supone no solo un personal apropiado, sino también un personal de laboratorio o gabinete, encargado de investigar delitos.

En todo caso, debe distinguirse entre la formación de un criminalista de laboratorio y la de un criminalista policial, entre los que cabe diversas graduaciones en orden a su preparación. El primero es un especialista, un científico que se mueve dentro de la especialidad pero sin vivir de espaldas a las otras especialidades que existen dentro de la Criminalística, el segundo el investigador o policía que debe poseer una pluralidad de conocimientos con cierta profundidad, a fin de llevar a cabo científicamente la investigación judicial en lo que a la Policía se refiere.

En todo caso la investigación policial, si es correctamente científica, debe tender a demostrar la motivación del caso, no limitándose a la simple comprobación del hecho y su autor.

Con lo expuesto no se agota el campo de la Criminalística y de la policía científica, pues quedan aún los aspectos relativos al hablar de los delincuentes, símbolos, etc. Conviene tener presente que si bien las obras extranjeras son de utilidad, lo importante, teniendo en cuenta que cada pueblo tiene sus genuinas formas de expresión en todos sus aspectos es conocer la relativa al delincuente nacional por medio de oportunos estudios e investigaciones hasta llegar a concretar sistemáticamente, no por simple recopilación, esa psicología del lenguaje del delincuente, no olvidamos que la misma, al igual que el del lenguaje corriente, experimenta un constante evolución y transformación y que por consiguiente, tal labor no se puede estimar nunca como totalmente lograda.

INVESTIGACION CRIMINAL

La investigación criminal es el proceso tendiente a comprobar la existencia de un delito y tendiente a comprobar la responsabilidad del autor. Tanto uno como el otro conlleva a realizar una investigación y esta deberá ser llevada a cabo por un investigador. La tarea de investigador no es sencilla y no cualquiera posee los dotes necesarios. El investigador debe ser observador, sagaz, minucioso, paciente con buena memoria, ordenado, intuitivo, discreto y perseverante. No es imprescindible un titulo universitario para ser investigador, si es buen complemento.

Los investigadores, todos ellos no importa en que rama se desempeña, debe seguir un método científico de acción. Una investigación desordenada en cualquier campo, lleva a malos resultados, a veces opuestas al fin requerido. Todo investigador debe al tener conocimiento de un hecho ilícito o irregular, tomar contacto con la escena. El desconocimiento de la misma pone en desventaja a este ante el autor. Cualquier insignificancia puede ser la clave de un caso. Debe saber además que el infractor padece de un complejo de inferioridad por diversos factores; situación económica, cultura; familiar, emocional, etc.

Cuando se investiga un caso debe estar atento y concentrado en el. Debe estar interesado en el hecho que investiga, estar atento a todo lo que sucede y ver lo extraordinario en lo ordinario.

En la mayoría de los hechos que deberá investigar son casos en que el autor no ha premeditado una coartada y sus descargos son improvisaciones, siendo difícil que los mismos sean buenos. Hay que recordar que las cárceles están llenas de personas que pensaron eludir la acción de los investigadores.

Iniciar una investigación es como ir de caza; con la diferencia que la presa esta equiparada en fuerza e inteligencia con el cazador.

Una vez en la escena tome la mayor cantidad de datos. No confíe en su memoria, tome nota en el momento o en la primera oportunidad inmediata, a veces los recuerdos no vienen tan rápidamente como se necesita.

El investigador al tener conocimiento de un hecho y constituido en el lugar, primero debe observar la escena, si no hay urgencia, es decir lesionados, heridos, si el delincuente no se encuentra, lo primero que debe evaluar en si hay elementos físicos, que colaboren en la investigación, indicios ( no remover), solo con la observación se puede detectar, en un hurto (por ejemplo) si hay cerraduras violadas, vidrios rotos, elementos tocados por delincuentes que puedan orientar sobre el medio en que entro, posibles huellas dactilares y si existen huellas de pisadas. Esto surge de la primera observación.

1) Aislar la víctima de los testigos y el resto (sin ser víctima y testigos), retirándolos del mejor modo. Indagar a la víctima sobre sus hechos y luego perdidas.

Estas dos tareas insumen menos de diez minutos, y le da al investigador una visión en conjunto del hecho pudiendo definir:

a. El delito cometido

b. El método utilizado por el o los delincuentes

c. Las perdidas sufridas

d. Tiempo que transcurrió (tiempo relatado por la víctima)

e. Descripción del delincuente (fuera del hurto).

2) Indagar a los testigos. Ya sabe de que se esta hablando, lo que permite orientar el interrogatorio.

La tarea previa de recoger indicios e información debe ser minuciosa. Debemos fijar una prioridad desde el inicio, rigor procesal, tanto para el levantamiento de indicios, como para la toma de declaraciones.

Durante la investigación se deberá procurar la prueba de los hechos. Recordemos que son medios de prueba, los indicios y los testimonios, y que el imputado hasta su procesamiento declara como testigo o indicado.

Las anotaciones deberán ser claras y concisas sin por ello de contener todos los detalles.

COMO EVALUAR SI SE DEBE DAR INTERVENCION A LA TECNICA

Si es un hecho de sangre SI

Si es un hurto millonario SI

Si es un hallazgo de vehículo que intervino en hecho importante o de sangre SI

Si es un hecho menor NO

Si no existen evidencias claras NO

Si no hay lugar para solicitar la presencia de Técnica, el investigado procurara evidenciar materiales como ser por ejemplo huellas dactilares.

Cuando se esta recogiendo evidencia, se debe de documentar la misma, ya sea fotográficamente, como por medio de dos testigos, a los cuales se les tomara la medida filiación.

La evidencia levantada deberá ser custodiada, ya que en un juicio formal, deberán tener una ligazón razonable para poder probar que ese indicio pertenece al hecho.

La evidencia material, puede ser de diversa y diversa índoles de acuerdo al delito investigado; pero todas conllevan a ser probatorias, en un futuro mediato o inmediato.

Toda la información recogida debe ser ordenada prolijamente. Ir resumiendo la misma a medida de lo posible. Crear la mayor cantidad de hipótesis.

El investigador debe diferenciar precisamente dos aspectos del razonamiento CREAR y JUZGAR.

El primero es una hipótesis falsa o verdadera. Por lo que no se debe trabajar tampoco con prejuicios.

Las anotaciones deben ser hechas en una sola carilla con letra clara y en la medida de lo posible, ir resumiendo. Se vera que con esta práctica, contribuirá a darle claridad mental necesaria para encarar con éxito la tarea; y se evitara la clásica frase "que más me faltaba"

Para reunir información se debe tener conciencia de los siguientes puntos:

a. que le permitan en cada caso centrar el asunto sobre el que trabaja.

b. Sentido ético y de estricta justicia para no exagerado desdeñar caprichosamente los datos adquiridos.

c. Responsabilidad

d. Ser discreto.

Todo detalle aún el más insignificante cobra valor en el curso de una investigación. recordemos que para resolver exitosamente un caso debemos ser ordenados, prolijos, recoger en forma sistemática apuntes del mismo.

La forma de recoger la información constituye un arte o ciencia que nadie improvisa.

Es típico de los funcionarios, judiciales, policiales e instructores, en su mayoría busquen lograr una confesión del imputado. Esta práctica por lo general resulta infortuna. Se debe de erradicar esta obsesión. Así mismo, el testimonio de tercero no puede vencer la declaración contraria del imputado sin el concurso de otra prueba. Debe de constatarse el cuerpo del delito o explicar satisfactoriamente su desaparición.

Como resumen debemos recordar que:

1. La función de investigar en una tarea técnico profesional

2. El fin de la misma es hallar la verdad del hecho sin apasionamiento.

3. Esa tarea debe terminar en el despacho de un magistrado.

La existencia de este último punto, significa la diferencia entre un investigador y un oficinista. El segundo recopila datos para una carpeta que guarda en un estante.

Las pruebas recogidas servirán de base para una acusación, o como defensa en una demanda. Con esta visión y no otra se debe trabajar.

No hay comentarios:

La mejor forma de encubrir un crimen es con una investigación deficiente...

¡Saludos!

Mi nombre es Carlos Sosa, Licenciado en Criminalística, estudiante de la Lic. en Accidentología Vial de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER), Entre Ríos, Argentina.

En este blog podrás encontrar información referida a las Ciencias Forenses: artículos, casos, curiosidades, información de actualidad, fundamentos técnicos de la investigación Criminalística, info de eventos...

Espero recibir tus comentarios, dudas y recomendaciones.

Carlos F. Sosa

Lic. Criminalística

Balística-Papiloscopía-Documentología

criminalisticodte@gmail.com

carlos_sosa16@yahoo.com.ar

principio.de.identidad@hotmail.com