06 junio, 2010

Introducción al estudio de huellas labiales: Nociones de Queiloscopia


El término queiloscopia deriva del griego cheilos, labio, y skopeo, examinar.

Se puede interpretar en un sentido amplio, como el estudio de los rasgos labiales (grosor, forma y huella de los labios) con fines de identificación personal. Correa Ramírez (1990) comparte este criterio, cuando dice que la queiloscopia "se encarga del estudio, registro y clasificación de las configuraciones de los labios. Debe valorar el grosor, la forma de las comisuras y los dibujos o huellas"

También se le puede dar un significado restrictivo, en cuyo caso, el término queiloscopia trataría únicamente del estudio de los surcos del labio mucoso y de las huellas que éste deja.


Antecedentes


El fenómeno biológico de los sistemas de surcos en la parte roja de los labios humanos fue observado por primera vez por los antropólogos. R. Fischer fue el primero en describirlos en 1902. Hasta 1950, sin embargo, los expertos solamente mencionaron la existencia de estos surcos sin sugerir un uso práctico.

En el período comprendido entre 1968-1971, dos científicos japoneses, Y. Tsuchihashi y T. Suzuki, examinaron 1364 personas en el Departamento de Odontología Forense de la Universidad de Tokio. Basados en esta investigación es que establecieron que los complejos lineales en la parte roja de los labios humanos son individuales y únicos para cada persona. Esta declaración condujo a la conclusión de que era posible utilizar el diseño de las líneas presentes en los labios (como indicio, en forma planar) para la identificación de las personas.

Investigaciones queiloscópicas han sido llevadas a cabo desde la antropología, la odontología, la medicina forense y las ciencias forenses en Brasil, Irán, Hungría, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, la Unión Soviética y Checoslovaquia. A modo de ejemplo, en Hungría durante el año 1961 se llevó a cabo la primera investigación europea en el tema de huellas de labios. El examen inició luego de que evidencias queiloscópicas fueran halladas en el vidrio de una puerta en la escena de un homicidio. Se estableció luego que el asesino había empujado la puerta con su cara debido a que tenía sangre en sus manos, dejando así la marca de la parte roja de sus labios en el vidrio. En el proceso de examen de la evidencia de marca labial, fue demostrado su uso efectivo para la identificación en Criminalística.


Anatomía Labial


El labio superior comprende el bermellón, o labio propiamente dicho, y la zona que se encuentra entre este, la base de la nariz y los surcos nasogenianos. El inferior esta formado igualmente por el bermellón y la zona de piel limitada por la continuación de los surcos nasogenianos e, inferiormente, por el comienzo del mentón, en el surco mento-labial.


Elementos Labiales de Interés


Tienen importancia antropológica y queiloscopica:


- EL GROSOR DEL LABIO MUCOSO O MEMBRANOSO: los labios se clasifican en delgados, medios (8 a 10 mm), gruesos y voluminosos (raza negra).

También se habla de labios normales, finos, gruesos o mixtos. Los labios mixtos son aquellos que combinan, generalmente el labio superior fino y el inferior grueso.

Con el desarrollo de las personas se modifica el grosor de los labios: con el envejecimiento se modifican las dimensiones de la parte inferior de la cara incluidos los labios, cuya masa muscular disminuye. El labio superior se hace más delgado, el filtro y el cordón labial pierden definición y la porción mucosa de los labios se reduce.


- LAS COMISURAS LABIALES: las comisuras constituyen la zona de unión lateral de los labios. Básicamente se clasifican en elevadas (a), horizontales (b) o abatidas (c), según las comisuras queden al mismo nivel, por debajo o por encima de la línea perpendicular al eje medio labial, tangente al tubérculo labial.

- LAS HUELLAS LABIALES: los labios mucosos presentan una serie de surcos o pliegues verticales más o menos profundos, cuya morfología y distribución determinan la formación de unos dibujos variables. Estos pliegues ocupan toda la extensión del labio mucoso inferior, mientras que en el superior se disponen a ambos lados del tubérculo labial.


Fundamentos para la Identificación


A diferencia de lo que ocurre en dactiloscopia, todavía no existe unanimidad entre los distintos investigadores a la hora de aceptar la queiloscopia como método de identificación humana. Los fundamentos de la queiloscopia serían los mismos que la dactiloscopia, es decir, las huellas labiales son únicas, invariables, permanentes y permiten establecer una clasificación.

Las huellas labiales son únicas y no cambian a lo largo de la vida de la persona, salvo las modificaciones propias de la edad, referidas al tamaño de la huella.

Se ha observado que los surcos labiales pueden estar influidos por un factor hereditario. Los dibujos en los gemelos monocigóticos son similares a los dibujos de uno de los padres. Por ello podrían aplicarse, en la determinación de la paternidad, del mismo modo que los grupos sanguíneos.


Sistemas de Clasificación de los Surcos Labiales


- CLASIFICACION DE SANTOS: este autor divide los surcos del labio mucoso en simples y compuestos. Simples son aquellos que tienen un solo elemento en su forma y compuestos, los que están formados por dos o más formas distintas.


SURCOS LABIALES SIMPLES:

Línea Recta

Línea Curva

Línea Angular

Línea Sinuosa


SURCOS LABIALES COMPUESTOS

Bifurcadas

Trifurcadas

Anómalas


- CLASIFICACION DE SUZUKI Y TSUCHIHASHI: estos autores toman 6 diseños principales, de acuerdo a la disposición que adoptan los surcos de la cara mucosa de los labios.


TIPO I: Líneas Verticales Completas

TIPO I’: Líneas Verticales Incompletas

TIPO II: Líneas ramificadas o bifurcadas

TIPO III: Líneas entrecruzadas

TIPO IV: Líneas reticuladas

TIPO V: Líneas en otras formas


- CLASIFICACION DE RENAUD: este autor, clasifica a los surcos labiales en 10 tipos fundamentales, describiéndolos con una letra y no con un número.

Tipo A: líneas verticales completas

Tipo B: líneas verticales incompletas

Tipo C: líneas bifurcadas completas

Tipo D: líneas bifurcadas incompletas

Tipo E: líneas ramificadas completas

Tipo F: líneas ramificadas incompletas.

Tipo G: líneas reticuladas

Tipo H: líneas en aspa o “x”

Tipo I: líneas horizontales

Tipo J: líneas de otras formas: elipse, triángulo, microsurcos, etc.



- CLASIFICACIÓN DE KASPRZAK: clasifica las marcas queiloscopicas en base al diseño dominante en la zona central de los labios, 5 mm a cada lado del arco de cupido.

Lineal “L”

Reticular “S”

Bifucado “R”

Indeterminado “N”



Estudio Comparativo de las Huellas Queiloscopicas


Después de tomar un registro del sospechoso, se observan macroscópica y microscópicamente los dibujos que conforman las huellas dubitada e indubitada. Se buscarán rasgos individuales que permitan realizar una exclusión o bien una identificación positiva.

El estudio comparativo queiloscopico resulta más difícil que el dactiloscópico. En primer lugar, porque no existe, como en el caso de las huellas dactilares, un sistema único de clasificación que permita estudiar de forma sistemática y universal la huella labial. En general deben estudiarse los surcos: número, tipo y distribución en los cuadrantes.

En segundo lugar, porque no se ha establecido, como en la dactiloscopia, un número mínimo de rasgos coincidentes para poder admitir una identidad positiva. Sin embargo, al igual que en dactiloscopia, el hallazgo de una seña particular (por ejemplo una cicatriz oblicua en el cuadrante izquierdo del labio superior) se considerará de gran valor para identificar a la persona. Esta huella compatible, junto a otros indicios, puede ser decisiva durante el proceso de resolución de un caso.



Bibliografía Consultada

CORREA RAMIREZ, A. (1990) Identificación forense. México DF: Trillas.

GISBERT CALABUIG, J – VILLANUEVA CAÑADAS, E. (2004). Medicina legal y toxicología, 6ta Edición. Barcelona: Masson.

NEGRE MUÑOZ, M. (2004). Nuevas aportaciones al procesado de huellas labiales: los lisocromos en queiloscopia. Tesis Doctoral. Valencia: Servei de Publicacions, Universitat de València.

SIEGEL J., KNUPFER G., SAUKKO P. (Ed.)(2000) Encyclopedia of forensic sciences, Ed. Elsevier: Cheiloscopy por Kasprzak, J., págs. 358-362.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente introducción a la Queiloscopia!!! FELICIDADES ;DD

ivan dijo...

Se me podría informar sobres casos mas relevante investigado con este sistema....felicitaciones muy buen trabajo.....

La mejor forma de encubrir un crimen es con una investigación deficiente...

¡Saludos!

Mi nombre es Carlos Sosa, Licenciado en Criminalística, estudiante de la Lic. en Accidentología Vial de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER), Entre Ríos, Argentina.

En este blog podrás encontrar información referida a las Ciencias Forenses: artículos, casos, curiosidades, información de actualidad, fundamentos técnicos de la investigación Criminalística, info de eventos...

Espero recibir tus comentarios, dudas y recomendaciones.

Carlos F. Sosa

Lic. Criminalística

Balística-Papiloscopía-Documentología

criminalisticodte@gmail.com

carlos_sosa16@yahoo.com.ar

principio.de.identidad@hotmail.com