28 febrero, 2008

Avanzó el Senado con la seguridad vial

Al plan nacional le falta la sanción de la Cámara de Diputados. El proyecto aprobado prevé la creación de una licencia única de conducir en el país y prohíbe la venta de alcohol en rutas

El Senado dio ayer el primer paso en la lucha contra uno de los principales flagelos que azotan al país: los accidentes de tránsito, al aprobar el proyecto de ley que pondrá en marcha un nuevo plan de seguridad vial a nivel nacional y que, entre sus principales medidas, establece una licencia única de conducir, el sistema de puntos o scoring y prohíbe la venta de bebidas alcohólicas en todos los establecimientos ubicados sobre rutas nacionales.

La iniciativa deberá ser discutida ahora por la Cámara de Diputados, pero volverá en segunda revisión al Senado, por lo que su sanción definitiva se demoraría hasta la segunda quincena de marzo.

Esto es así porque el oficialismo finalmente terminó por aceptar ayer que en uno de los artículos el proyecto creara un impuesto, una temática que la Constitución Nacional taxativamente le impide discutir como cámara iniciadora al Senado. Por esta razón, la tasa del 1% que se aplicará sobre los seguros de responsabilidad civil para automotores, con el objetivo de financiar el nuevo sistema, que fue eliminada de la iniciativa, será incluida cuando el proyecto se discuta en la Cámara baja.

PILARES

El proyecto aprobado ayer lleva a la práctica el compromiso de unificar políticas de seguridad vial firmado el 11 de septiembre último entre el gobierno de Néstor Kirchner, 19 provincias y la Capital, y que la Cámara de Diputados tiene previsto sancionar hoy.

Según destacó el senador Fabián Ríos (PJ-Corrientes), titular de la Comisión de Infraestructura y Transporte y miembro informante oficialista, con este proyecto el Poder Ejecutivo nacional y los estados provinciales asumen la respuesta a la inseguridad vial "como una política de Estado", terminando con la superposición de jurisdicciones que existe en la actualidad.

En ese sentido, citó como pilares fundamentales la creación de una licencia única de conducir, la cual seguirá siendo emitida por los municipios pero previa consulta y aprobación del Registro Nacional de Estadísticas de Seguridad Vial, organismo que tendrá la misión de recabar toda información relacionada con siniestros o infracciones cometidos por cada conductor.

El tercer pilar, destacó Ríos, será la aplicación de un sistema unificado de infracciones de tránsito, que permitirá evitar la evasión en el pago de infracciones.

El órgano principal de aplicación de la futura ley será la Agencia Nacional de Seguridad Vial, que tendrá como misión principal coordinar y unificar políticas y estrategias para alcanzar un tránsito ordenado en todo el país. Según estimaciones del secretario de Interior de la cartera política, Marcio Barbosa, el funcionamiento del sistema demandará "no menos de 100 millones de pesos al año", que se financiarán con fondos públicos y provinciales.

Sin embargo, la principal fuente de recursos será un impuesto del 1% que se aplicará sobre los seguros contra terceros de los automotores y que será introducido en el debate en Diputados. Por esta tasa se recaudarían entre 60 y 70 millones de pesos.

El impuesto desapareció del proyecto aprobado ayer en el Senado por orden expresa de Cristina Kirchner. "Nos dijo que quería una ley de aplicación indubitable", explicó Ríos, ya que 24 horas antes el oficialismo insistía en aprobar la iniciativa con el impuesto a pesar de las advertencias sobre la posible inconstitucionalidad que podría recaer sobre la norma.

A pesar del amplio acuerdo en la iniciativa, desde la oposición se dejaron oír varias críticas. Así, el cordobés Carlos Rossi (Partido Nuevo) señaló que el plan de seguridad vial debería ir acompañado de la correspondiente inversión en obras públicas.

Y el radical Gerardo Morales (Jujuy) manifestó sus dudas sobre "la aplicación inmediata" de la futura ley, ya que "antes debería haber un cambio cultural" en la sociedad. En ese sentido, recordó que en España el sistema tardó en aplicarse, con capacitación específica en escuelas primarias y de conductores que esta ley no contempla, más de un año.

Por Gustavo Ybarra

De la Redacción de LA NACION

Link corto: http://www.lanacion.com.ar/991264

Accidentes de tránsito en Argentina

TOTAL DE MUERTOS EN EL 2006 (Cifras provisorias al 5/1/2007): 7.557*

(Promedio diario: 21 - Promedio mensual: 629 )

TOTAL DE MUERTOS EN EL 2007 (Cifras provisorias al 3/1/2008): 8104*
(Promedio diario: 22 - Promedio mensual: 676 )



* Las cifras del presente son proyección de los datos habidos hasta el presente, aplicados al nuevo lapso, e incluyendo fallecidos en el hecho o como consecuencia de él, hasta dentro de los 30 días posteriores, según el criterio internacional más generalizado. Las cifras utilizadas son las últimas disponibles (oficiales, de origen policial o municipal, la mayoría), actualizadas. Como la gran mayoría de las cifras originales sólo computan los muertos en el momento del accidente, las mismas también han sido corregidas según índices internacionalmente aceptados, a fin de permitir una apreciación, estudio y comparación seria de la mortalidad en la accidentología vial argentina.

Fuente de los mapas:

http://www.luchemos.org.ar/espa/mapa0006.htm

http://www.luchemos.org.ar/espa/mapa0007.htm

Examen escrito, el más eficaz

POR Laura Zavoyovski

Revista “Nueva” Edición Nº 230

Domingo 20 de enero de 2008

La grafología se utiliza hoy, con gran éxito, en selección y promoción de los recursos humanos dentro de las organizacio­nes. Sepa cómo y por qué los empresarios deciden ponerla lupa sobre la letra de sus empleados.

Ya Aristóteles se preocupó por lo que la escritura revelaba. En la JL Edad Media, los monjes también profundizaron el estudio de los signos gráficos, acaso intentando descifrar lo que daban a conocer de sus autores. Fue sólo el comienzo: en 1622, un profesor de filosofía de la Universidad de Bologna, Gamillo Baldi, publicó su Tratado de có­mo reconocer las cualidades del escribiente de una misiva. Y no fue todo; en el siglo XIX, siguieron los estudios, como los de Jean Hippolyte Michon, el padre de la grafología moderna. Esta se sistematizó en el siglo XX y se hizo tan popular que ya nadie duda de qué se trata. Para el inadvertido de turno (nunca falta uno) es el “arte que pretende averiguar, por las particularidades de la letra, las cualidades psicológicas de quien la escribe”, según la Real Academia Española. La escritura dice de nosotros más de lo que desearíamos. “La conducta gráfica es proyectiva de diferentes aspectos de la indi­vidualidad biopsicosocial del sujeto que la produce. Refleja aspectos susceptibles de ser analizados para trazar un perfil de perso­nalidad y/o diferentes tendencias”, define Adriana María Ziliotto, perito grafóloga, presidenta de la Asociación de Grafólogos Oficiales de la República Argentina. Hoy es tal el valor que ha ganado la es­critura como vía a través de la cual des­cubrir cualidades de una persona que, la grafología se aplica, con éxito, a la búsqueda y promoción de los recursos hu­manos.

La directora general del Instituto Emerson, primer establecimiento oficial de Grafología en Argentina, explica que “la producción escritural abarca aspectos biopsicosociales, por lo que da una respuesta abarcativa, completa. Una sola, producción responde a un amplio abanico de interrogantes. Ahorra tiempo y se vuelve un re­curso económico para quien produce la demanda. Además, el postulante no puede modificar la producción para buscar un resultado, ya que las modificaciones voluntarias de la escritura no se pueden sostener a lo largo de una batería grafológica completa. Esto es, especialmente, relevante en la selección de personal”.

Carta manuscrita: excluyente

No es raro leer en un aviso clasificado: “enviar carta manuscrita”. Parece un mero detalle, pero no lo es; a partir de un ma­nuscrito, el candidato da a conocer su personalidad en una instancia previa a una entrevista cara a cara. “La grafología es principalmente útil cuando se seleccio­nan postulantes para sucursales distantes o cuando es necesario evaluar a un grupo de empleados sin que ellos lo sepan, como en el caso de una promoción”, asevera Rubén Barasch, director de la Licenciatura en Recursos Humanos de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), que tiene a la grafología como materia opta­tiva. Y añade: “Como herramienta, es de fácil aplicación, tiene máxima fiabilidad, da mucha información a un costo bajo, toma poco tiempo del postulante y es objetiva, dado que no se necesita conocer a la perso­na; alcanzan unas líneas y la firma para re­alizar el análisis grafológico”. No es, per se, un recurso único. “Pero permite confirmar las impresiones obteni­das en las entrevistas de selección o incluso ser previas a estas, de modo que oriente ha­cia dónde encauzarlas. No reemplaza la sensibilidad e inteligencia del entrevistador, aún cuando puede ayudarlo en su tarea”, recalca Barasch.

Lo que dice la palabra escrita

La grafología evidencia, incluso, aspec­tos ocultos de un potencial empleado. “El estudio del gesto gráfico permite reali­zar una evaluación de los aspectos de la personalidad del candidato y fundamental­mente, evaluar condiciones como la hones­tidad, confiabilidad y lealtad, que no son mensurables por medio de otras técnicas. Y evita los riesgos de obtener resultados dife­rentes de la realidad, que pueden surgir cuando el sujeto ha sido entrenado para su­perar los test que k son aplicados”, confirma María del Carmen Doyharzábal, grafóloga pública, especializada en grafopatología y presidenta de la Asociación de Grafólogos Públicos de la ciudad de Buenos Aires.

Al analizar, por ejemplo, una carta de presentación, se consideran, entre otros aspectos (ver recuadros “¿Por dónde em­pezar a indagar?” y “Apuntes que hablan por uno”), las letras, números, firma y su rúbrica. Doyharzábal también se desem­peña como perito judicial en los Tribu­nales de Buenos Aires y explica: “La hoja en blanco representa, de manera simbólica, todo lo que el sujeto tiene a su disposición, lo que se denomina el espacio vital. Simbo­liza el medio ambiente en el que se desarro­lla. El texto es indicador de cómo reacciona y se mueve frente a los otros, tanto en su medio social como profesional. Representa el Yo social. Los números permiten identificar cuáles son sus intereses materiales y de qué manera los defiende, su capacidad de aho­rro, su habilidad comercial y su honestidad en relación con el manejo de valores. La fir­ma es el reflejo más profundo de la personalidad. Expresa, entre otras cosas, la rela­ción existente entre su 'yo' ideal y su 'yo' re­al, sus traumas, las situaciones que afectan el concepto de sí mismo, su relación fami­liar. .. Señala sus motivaciones más íntimas, su legítimo potencial, ideales, actitudes, re­cursos y proyectos. En la rúbrica, se eviden­cian las ambiciones personales. Simboliza los mecanismos de defensa con los que se protege el Yo íntimo que está representado por la firma”.

¿Qué buscan los que buscan?

No es casual que un futuro empleador o jefe acuda a la grafología para conocer a un aspirante; hay señas particulares que desea detectar, en este caso, a través de la escritura. “Al profesional se lo instruye sobre el target buscado para cubrir un puesto y así, efectúa una selección hasta llegar a una cantidad de personas que serán entrevistadas personalmente”, comenta Alberto Auné, grafólogo. Y agrega: “entre las características que se buscan están la honestidad, la facilidad para la convivencia en el ámbito laboral, la disposición al diálogo y ala comunicación con la comunidad la­boral, la facilidad de integración a una em­presa. Si vamos a lo particular, cada puesto laboral plantea requisitos a quien lo desempe­ña. Si se busca alguien que atienda al público, tendrá que tener facilidad de comunicación, lo que no se pedirá en quien haga un trabajo individual en computadora, por ejemplo”. Auné cree que “vivimos en un mundo en el que la imagen lo es todo y ha desplazado a la palabra. Ha disminuido la cantidad de gente que lee y es raro encontrar quién es­criba a mano. Con la grafología se conocen y valorizan aspectos de la personalidad a los que no podría llegarse de otra manera”. Quizás por ello la grafología es una herra­mienta cada vez más valiosa y útil para analizar la información relacionada con los recursos humanos de una empresa.

Grafología en empresas (*)

Beneficios que ofrece:

• Abreviar innumerables entrevistas en caso de ser varios los sujetos que se analicen, con la consecuente economía de tiempo y dinero.

• Agilizar los tiempos que requieren las entrevistas en las primeras fases de los procesos de selección.

• Obtener máxima información, en tiempos breves.

• Evitar la transferencia entrevistador-entrevistado.

Evaluar candidatos sin el inconveniente de las barreras del idioma que empleen o la distancia en la que se encuentren.

Evadir el desgaste que las sucesivas entrevistas y pruebas generan al postulante.

(') M. del Carmen Doyharzábal.

¿Por dónde comenzar a indagar? (*)

Lo primero que se analiza es el simbolismo del espacio gráfico en la hoja: el arriba y el abajo, la izquierda y la derecha.

• En el arriba, “el mundo de las ideas”, “los altos valores de la humanidad”, “el mundo del poder”.

• En el abajo: “el mundo de la materia”, “los valores instintivos”, “el mundo de la sumisión”.

• A la izquierda: “el pasado”, “el Yo”, “la introversión”, “la quietud”.

• A la derecha: “el futuro”, “la extroversión”, “los otros”, “la acción”.

(*) Rubén Barasch.

Apuntes que hablan por uno (*)

Algunos otros aspectos para considerar son:

• Orden: identifica el grado de evolución alcanzado, nivel cultural, ética, capaci­dad de organización y adaptación, sentido crítico, pulcritud, equilibrio.

• Tamaño: permite evaluar el nivel de autoestima, ambición, tendencia ins­tintiva, libertad y expansión, extraver­sión/introversión.

• Presión: determina la intensidad de la energía psíquica, la fuerza de las tendencias del instinto, del sentimiento y de la voluntad, las alteraciones psicofísicas. La tensión (grado de tirantez del trazado) refleja el dinamismo psicofísico, la capacidad de resolución y la afirmación de tendencias personales. La profundidad establece la autentici­dad de los valores y aptitudes, la acti­vidad creadora, la precisión, la firmeza, la decisión y la capacidad de resolu­ción. El peso (grosor del trazado) preci­sa el dinamismo y desplazamiento de la energía, la productividad. El relieve define la vitalidad, el equilibrio psicofísico y nervioso y la capacidad de res­ponderá una tarea.

• Forma: manifiesta la actitud de inte­gración, la conducta y adaptación social y su correspondencia con las verdaderas tendencias pulsíonales.

• Velocidad: señala la capacidad y tiempo de reacción, el nivel de inteli­gencia, la destreza gráfica, el rendimiento y la coordinación entre el cerebro y la parte motora. También, cómo se conduce el individuo ante situaciones de presión o estrés, que permiten indi­vidualizar el desarrollo inicial de algu­nas alteraciones patológicas.

• Inclinación: denota la afectividad, re­ceptividad y conducta, la necesidad de contacto y presencia de los demás, la forma de enfrentar a la sociedad y ciertas patologías.

(*) M. del Carmen Doyharzábal.

Mas info

http://ww.emerson.com.ar

http://ww.grafologiaoficial.com.ar/

http://ww.grafopatologia.com/

http://www.sociedadgrafologica.com.ar/

ENLACES EXTERNOS/NOTAS RELACIONADAS:

La carta de presentación manuscrita: técnicas de grafología en http://www.manikgrafologos.blogspot.com/

25 febrero, 2008

Investigación de manchas y costras de sangre. Parte 2: lugar del hecho y laboratorio

SISTEMÁTICA DEL LEVANTAMIENTO

Como toda evidencia, previo al levantamiento, las manchas de sangre deben ser fotografiadas ó filmadas y demarcadas. A la hora de croquizar su ubicación, se debe elegir una metodología confiable, como el uso de dos mediadas exactas desde un punto común de la mancha, referidas a un objeto inamovible de la escena. Se puede optar también, por la utilización de codificación especial, fácil de interpretar, para individualizar las impresiones. Por ejemplo, mancha de sangre por proyección (“Msp” ó “Sp”), mancha de sangre por escurrimiento (Mse/Se), etc.

Las manchas secas pueden levantarse utilizando un trozo pequeño de gasa embebido en solución salina al 0,8%, colocándolo sobre la mancha y ejerciendo ligera presión y rotación hasta completar el levantamiento, depositando luego en viales Ependorff ó tubos de vidrio, previo secado al aire (no al calor). Si la mancha es muy pequeña, se optará por removerla en algunos hilos sueltos de gasa, buscando diluir lo menos posible la mancha en el soporte.

Es importante utilizar guantes de látex al manipular las muestras para no contaminarlas.

Otra forma de concretar el levantamiento es utilizando un bisturí, raspando las costras (ubicadas sobre superficies no absorbentes), con lo que se obtiene escamas. Estas se pueden enviar al laboratorio en sobre de papel, sin necesidad de hidratar.

Si se detectan manchas en elementos fácilmente transportables, es conveniente levantar directamente el soporte y archivarlo en recipientes de vidrio ó papel.

Frente a la presencia de material absorbido en soportes porosos (tierra, arena, aserrín, etc.) lo ideal es la remoción del área manchada, en lo posible en su totalidad, por cuanto se desconoce en principio que volumen de esa muestra se podrá recuperar a partir de esos soportes.

En el caso de encontrar sangre fresca extravasada, se aspira con pipeta Pasteur, jeringa ó gotero y se deposita en vial con anticoagulante. Esto permite en la mayoría de los casos, la determinación de grupo y factor sanguíneo por técnica directa con los sueros hemotipificadores respectivos.

Cualquiera sea la técnica de recolección, se debe tener en cuenta que tratándose de material biológico es altamente probable su descomposición si transcurre un lapso prolongado entre el levantamiento y la remisión al laboratorio, lo que hace necesario proceder al secado de las muestras antes de su envío, lo cual debe hacerse al aire (no al sol) hasta su total secado.

Es preferible la utilización de sobre ó bolsas de papel antes que las de nylon para el envió de muestras, ya que en este último es frecuente la condensación de la humedad interior, con lo cual se estaría creando un micro-ambiente óptimo para el desarrollo microbiano.

OTROS ENSAYOS PRESUNTIVOS

Todos se basan en la capacidad potencial que posee el grupo “hemo” de la hemoglobina de ejercer actividad peroxidasa. Aportando al sistema reaccionante agua oxigenada (peróxido de hidrógeno), se induce el desprendimiento de oxígeno por descomposición del peróxido, el cual actúa sobre un sustrato orgánico reducido (bencidina, fenolftaleína, luminol, etc.) transformándolo en su forma oxidada cromática.

Grupo Hemo de la Hemoglobina

—La fenolftaleína no es soluble en agua, con lo que normalmente se disuelve en alcohol para su uso en experimentos.Es un acido débil que pierde cationes en solución. La molécula de fenolftaleína es incolora, en cambio el anión derivado es de color rosa. Cuando se agrega una base, la fenolftaleína pierde cationes formándose la fenolftalina y haciendo que tome coloración rosa. Es decir, la fenolftaleína es un indicador de pH que en soluciones ácidas permanece incoloro, pero en presencia de bases se torna rosa o violeta: utiliza el reactivo conocido con el nombre de Kastle-Meyer.

Si al aplicar unas gotas del reactivo, aparece color rosa-violeta, presuntamente es sangre. Si continúa incoloro, es negativo absoluto.

— El ensayo que utiliza el reactivo de Adler recurre a la solución de Bencidina en medio acético ó etílico. En presencia de sangre, al azul verdoso, por formación de azul de bencidina. El uso de este reactivo está casi totalmente descartado debido a sus características cancerígenas.

— El Luminol, un derivado del ácido ftálico (3-aminonaftilhidracina), es un sólido verdoso poco soluble. Su mayor importancia reside en la reacción de quimo-luminiscencia que da con peróxidos en presencia de complejos de hierro como catalizadores.

Es una prueba muy popular usada para la visualización de manchas tan diluidas que son invisibles al ojo desnudo. Esta pericia es altamente sensible a la presencia de manchas que han sido limpiadas. También se emplea para visualizar huellas sanguinolentas de zapatos dejadas en la escena del delito.

Este popular producto puede ser preparado en laboratorio ó bien adquirido en su preparación comercial. La primera posibilidad presenta la dificultad de ser difícil de preparar y estabilizar, por lo que normalmente se adquiere comercialmente. En cualquiera de los casos, el Luminol se aplica por aspersión sobre la zona donde se cree puede existir un rastro de sangre, de donde viene su principal ventaja: se puede aplicar en extensas superficies, detectando sangre hasta a nivel de trazas.


Fotocomposición que muestra una mancha latente
de sangre reactivada con Luminol


DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL DE LA ESPECIE

Reacción de Inmunoprecipitación, Inmunodifusión u Test de Ouchterlony. Un animal contiene y puede tolerar sólo un tipo de proteína. Si se le inyectan proteínas de otra especie, como la humana, se pone en acción un mecanismo de respuesta inmunológica: genera anticuerpos específicos que se unirán a las proteínas extrañas, dando como resultado macro-complejos en forma de redes tridimensionales. De este modo se generan conglomerados de alto peso molecular que decantan de la suspensión.

En la práctica se inyecta un animal, generalmente un conejo, suero humano empleando técnicas apropiadas de inmunización. Cuando el conejo haya formado suficiente cantidad de anticuerpos contra las proteínas inyectadas se procede al sangrado, separación del suero animal y convertido en antisuero contra la especie particular cuyo suero sanguíneo se utilizó en la inyección.

El ensayo se lleva a cabo en un medio geloso, utilizando gel de agar (derivado de proteínas que tiene la capacidad de absorber agua). Se utiliza esta técnica porque no “consume” mucha muestra en su realización. Se basa en la búsqueda de proteínas humanas específicas.

Además, el método es reproducible (por su estandarización); fácil operatoria; confiabilidad (a pesar de tener falsos positivos y negativos, ya que estos son conocidos y previsibles la medidas a tener en cuenta); el equipo de laboratorio necesario no es complejo.

El agar es un medio semisólido y en el mismo pueden difundir determinadas moléculas. Al encontrase antígenos con anticuerpos, se produce lo que se denomina “reacción primaria” de “interacción”, y evoluciona a una secundaria de “precipitación” por formación de las mallas tridimensionales mencionadas. La orientación de la precipitación, en este test, no está dirigida, se hace libremente.

Luego de preparar el soporte y sembrar las muestras, se incuba en una caja de Petri; dentro de la misma, además, se debe colocar un algodón embebido en agua (cámara húmeda) para que no se deshidrate el agar, se tapa y se coloca a 37-40º C. El tiempo estimado de incubación es de unas 2-2 ½ horas.

Pasado ese tiempo será visible la difusión, que se produce en forma radial.

Si la muestra es humana, se observarán cuatro (4) arcos de precipitación, evidenciando las reacciones antígeno-anticuerpo y de precipitación; si las muestras no son humanas, sólo aparecen arcos en los testigos, salvo algunos casos, como los equinos y los primates, pero en esos supuestos los arcos no se intersecan.

Método Electroforético. Se intenta movilizar una ó más especies orgánicas cargadas a través de un soporte mediante la aplicación de un campo eléctrico externo.

Los cationes presentes en la fase líquida constituyente del gel generan un flujo electroendosmótico hacia el cátodo a través del soporte. Al pH de trabajo (8,6) las proteínas séricas se cargan negativamente.

Las muestras objeto de ensayo se ubican en pocillos próximos al cátodo y el antisuero en el lado correspondiente al ánodo.

Aplicando el campo eléctrico, el movimiento de los reactantes es la resultante del concurso de las fuerzas ejercidos por el flujo electroendosmótico que arrastra las moléculas del antisuero, constituidas predominantemente por fracción gamma (hacia el cátodo -negativo-), mientras que las fracciones constitutivas del antígeno (muestras) son llevadas en el sentido de circulación de corriente (hacia el ánodo -positivo-).

El sector entre las cubetas en el que las especies reaccionantes contacten en proporciones equivalentes evidenciará la presencia de las bandas de precipitación características.

Método de Inmunocromatografía: tiene un parámetro de detección de la hemoglobina entre 140-500 ng./ml., por lo tanto las muestras para este ensayo deben estar diluidas adecuadamente.

El procedimiento es el siguiente: se colocan por la ventana 4 a 5 gotas de muestra (unos 10µL) con micropipeta. Al transcurrir la reacción, el frente cromatográfico avanza en dirección a la ventana C. La lectura de resultados debe hacerse a los 10-15 minutos de depositar la muestra Si aparecen dos (2) líneas (en C y T) el análisis es positivo para sangre.

Este examen se basa en la detección de la hemoglobina de la sangre utilizando un anti-suero específico, sembrado en la membrana de nitrocelulosa en esa zona (T).

HEMOTIPIFICACIÓN. GRUPO SANGUÍNEO

El grupo sanguíneo es un sistema de clasificación de la sangre humana basado en los componentes antigénicos de los glóbulos rojos. El más importante de los diversos sistemas de clasificación de la sangre es el del grupo sanguíneo ABO. Los cuatro tipos sanguíneos que se contemplan en esta clasificación son el A, el B, el AB y el O.

Esta se basa en la presencia en los glóbulos rojos de ciertos antígenos naturales, denominados aglutinógenos A y B, y de la presencia, además, de ciertos anticuerpos ó aglutininas específicos de cada antígeno. Cuando uno de estos aglutinógenos está ausente en los glóbulos rojos de una persona, su correspondiente aglutinina está presente en el suero.

Por ejemplo, las células sanguíneas del grupo A tienen el antígeno A en su superficie. Además, la sangre de este grupo contiene anticuerpos contra el antígeno B presente en las células rojas de la sangre del grupo B. Si se transfunde sangre del grupo “A”, a una persona del grupo “B”, los anticuerpos anti-A del receptor destruirán los glóbulos rojos de la sangre transfundida. Como los eritrocitos de la sangre del grupo O no contienen ningún antígeno en su superficie, la sangre de este grupo puede ser empleada con éxito en cualquier receptor. Las personas del grupo AB no producen anticuerpos, y pueden por tanto recibir transfusiones de cualquiera de los cuatro grupos. Así, los grupos O y AB se denominan donante universal y receptor universal respectivamente.

La especifidad antigénica está determinada por el monosacárido terminal reducido de la cadena. Ese azúcar inmuno-dominante será el mayor punto de contacto con el sitio de combinación de la aglutinina correspondiente.

Es decir, el espectro antigénico presente en la membrana del eritrocito maduro determina un poliformismo significativo entre individuos; la existencia de estos haloantígenos hace permisiva la tipificación serológica de una muestra de sangre.

Las muestras de sangre en las que los eritrocitos mantienen su integridad de membrana se estudian por pruebas directas.

Si la muestra está deshidratada, con visible desorganización de la membrana globular, la hemotipificación es indirecta, por cuanto la evidencia del antígeno presente en los fragmentos de membrana se logra con el auxilio de paneles de glóbulos rojos intactos de grupos conocidos.

Método Directo por Reacción de Aglutinación. En sangre fresca la presencia ó ausencia de un antígeno se determina por la aglutinación ó no de los glóbulos rojos puestos en contacto con un antisuero específico. Los complejos formados son de mayor tamaño que en la reacción de precipitación y el resultado puede ser visualizado a simple vista.


Para la hemotipificación, partimos del supuesto de que existen glóbulos enteros en la muestra, es decir, que la muestra es fresca. Se coloca en un porta-objeto una gota de sangre y una de solución fisiológica. Se mezclan y se observan a 10x de aumento. En el campo del micro se ven pequeños glóbulos rojos. Se agrega el antisuero a tres (3) muestras, una por cada grupo (anti-A, anti-B y anti-H) y se observa la aparición de la aglutinación mencionada.

Sistema Rhesus. Para la determinación del “Factor Rh” se procede de forma similar, utilizando el antisuero “anti-D”. A diferencia del sistema ABO y algunos otros, los antígenos del sistema “Rhesus” están confinados en la superficie del hematíe.

Se conocen tres nomenclaturas para los factores integrantes de este sistema. Actualmente se postula que la presencia de los antígenos Rh está determinada por un complejo conformado por dos genes estrechamente relacionados. Mientras que los estudios bioquímicos revelan la presencia de los factores D, C/c y E/e en por lo menos tres diferentes polipéptidos, los estudios moleculares sólo revelan dos genes estructurales: RhD y RhCE. Los sujetos Rh(+) son portadores de ambos genes mientras que los Rh(-) sólo poseen el RhCE.

El factor D es marcadamente más inmunogénico que los otros, por tal motivo, al tipificar, se evalúa la presencia ó ausencia de este factor, clasificando al sujeto como Rh(+) ó Rh(-).

Método Indirecto: Método de Absorción-Elusión. Se conoce con este nombre en referencia a los dos procesos sustanciales que se ponen en juego durante la prueba, esto es, la absorción de los anticuerpos componentes de los hemoclasificadores por parte de los determinantes antigénicos de grupos retenidos en hilos de gasa y su elusión posterior por acción del calor.

Se inicia produciendo de los restos semi-degradados de pared celular de los glóbulos rojo en hilos de gasa; tras esto, se contactan los hilos manchados con los hemoclasificadores especifidad anti-A, anti-B y anti-H en pocillos separados de una placa de toque de porcelana, es decir, a un grupo de hilos con el hemoclasificador anti-A, otro con el anti-B y otro con el anti-H.

Tras estos, los anticuerpos que no hayan presentado reacción se eliminan mediante 2 lavados consecutivos de los hilos con fisiológica. Luego, se eluyen por calor los anticuerpos fijados haciéndolos reaccionar con paneles de glóbulos rojos testigos del correspondiente grupo sanguíneo. Es decir, si en la placa se había contactado con suero anti-A, se pondrá en contacto con glóbulos rojos testigos del tipo “A”. Esto asegura que, si al principio en el hilo había restos de pared celular correspondiente al tipo A, los anticuerpos anti-A se adhirieran a estos y no otros. Luego, al poner en contacto estos anticuerpos fijados al hilo con paquetes de glóbulos rojos de tipo A, resultará la aglutinación, la cual puede verse con 10x de aumento

NOTAS RELACIONADAS EN ESTE BLOG:

Investigación Criminalística

Investigación de manchas y costras de sangre. Parte 1: en el lugar del hecho.

BIBLIOGRAFÍA Y SITIOS WEB CONSULTADOS Y RECOMENDADOS

CARO, P. y otros. (2004). Manual de química forense. Buenos Aires: La Rocca.

SIEGEL J., KNUPFER G., SAUKKO P. (Ed.)(2000) Encyclopedia of forensic sciences, Three-Volume Set, 1-3. Ed. Elsevier.

Varios Autores. (1983). Tratado de criminalística. Tomo II. Buenos Aires: Editorial Policial.

http://www.criminalística.net

http://www.fbi.gov/hq/lab/fsc/current/backissu.htm

20 febrero, 2008

Biografía de Hans Gross

Ver la nueva versión de esta nota en Biografía de Hans Gross (reedición)

Hans Gross (también Johann Baptist Gustav Gross), considerado el “padre de la criminalística”, nació el 9 de diciembre de 1847 en Graz, ciudad austríaca caracterizada por una extraordinaria actividad académica universitaria.

Ya siendo estudiante de derecho había hecho notar la ausencia de herramientas que aplicaran conocimientos científicos y prácticos para resolver las cuestiones criminales. Como escribiera luego en su obra traducida como “Manual del Juez de Instrucción”: “el delincuente ha podido antes y después de cometer el delito, utilizar cuantos medios le sugiera su astucia e instinto de conservación para burlar la acción investigadora del estado y eludir la pena; en tanto que el juez, con los datos incompletos que le suministra el hecho realizado se ve en la necesidad de despejar la incógnita del proceso, que cuidadosamente ocultan, de un lado la fatalidad y de otro los esfuerzos del criminal, razón por la que, le es indispensable suplir estas deficiencias, no sólo por el impulso poderoso de su talento, sino también por los consejos de la experiencia, propia o ajena, que a esta tendrá que acudir en defecto de la primera, ya que sin ella rara vez podrá llevar a término feliz la empresa que la sociedad le confía

En 1869 comienza su carrera como juez de instrucción y a lo largo de los siguientes 20 años recopiló, sistematizó y volcó toda su experiencia e ideas en su manual “Handbuch für Untersuchungsrichter als System der Kriminalistik” (Manual del Juez como Sistema de Criminalística), que vio la luz en 1893. En él, describía como “Criminalística” a ese cúmulo de conocimientos, auxiliares del derecho, que describía como “el análisis sistemático de las huellas dejadas por el culpable”, virando la metodología de la investigación del hecho a los datos que aportaban las evidencias físicas, mucho más confiable que el testimonio de testigos.

Esta metodología propuesta suponía conocimientos, por parte del juez, que eran de esperar en los médicos legistas y químicos forenses, pero también aportes originales, como el examen del lugar del hecho, de documentos, la búsqueda de huellas de todo tipo, etc., para lo cual también describió el “Bolso de la Comisión”, muy similar a los equipos modernos para el procesamiento de la escena del delito.


A estos conocimientos los separó en 15 especialidades ó ramas, a saber: Antropometría, Argot Criminal, Contabilidad, Criptografía, Dibujo Forense, Documentoscopía, Explosivos, Fotografía, Grafología, Hechos de Tránsito Ferroviario, Hematología, Incendios, Interrogatorio, Medicina Legal y Química Legal.

En 1896 el mismo Dr. Gross recopiló, clasificó y describió una gran variedad y número de objetos relacionados directa e indirectamente con la labor del juez de instrucción, y creó el “Museo Criminológico de la Universidad de Graz” (www.kfunigraz.ac.at/kriminalmuseum) como un aporte para los estudiantes, jueces y agentes de la policía judicial. Algunos de los objetos, que principalmente proceden de la época de Gross, son por ejemplo: huesos destrozados juntos con la herramienta (martillo, proyectil, etc.), cabellos humanos que se comparan con pelos de animales, sustancias tóxicas, proyectiles, naipes marcados o falsificados, fotografías de delincuentes, armas, etc. Incluso están expuestos objetos de ilustración, que no están en relación con el delito mismo sino que se han fabricado para estos fines.

“No se parece, pero es idéntico.

La huella digital no se puede falsificar”

No obstante las recomendaciones de Gross, el Ministerio de Educación y Ciencia no aprobó la introducción de la “Criminalística” como cátedra obligatoria en la carrera de Derecho, concediéndole luego un puesto como profesor de Derecho Penal (1905).

En 1912 se inauguró por fin el "Real e Imperial Instituto de Criminología de la Universidad de Graz", único a escala mundial.

Además de su manual, es el autor de otras obras, de menor reconocimiento mundial, pero no por eso menos importantes:

º Kriminalpsychologie (Psicología Criminal)

º Enzyklopädie der Kriminalistik (Enciclopedia de Criminimalistica)

º Die Erforschung des Sachverhalts strafbarer Handlungen (La Investigación de las Circustancias del Crimen)

En resumidas cuentas se puede decir que Hans Gross en su momento revolucionó la investigación científica. Los resultados de su trabajo fueron determinantes hasta bien entrado el siglo XX y su método científico, conocido bajo el nombre de "escuela criminológica de Graz", le hizo famoso en todo el mundo.

El Dr. Hans Gross falleció a la edad de 68 años, el 15 de diciembre del año 1915, en su ciudad natal.

FUENTES CONSULTADAS:

http://www.hansgross.com/

en.wikipedia.org/wiki/Hans_Gross

http://www.forensic-science.com/

www.geocities.com/penaluno/GrossHans

ENLACES RELACIONADOS EN ESTE BLOG:

Criminalística. Orígenes y definición.

La Criminalística como ciencia.

Biografía de Juan Vucetich.

La mejor forma de encubrir un crimen es con una investigación deficiente...

¡Saludos!

Mi nombre es Carlos Sosa, Licenciado en Criminalística, estudiante de la Lic. en Accidentología Vial de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER), Entre Ríos, Argentina.

En este blog podrás encontrar información referida a las Ciencias Forenses: artículos, casos, curiosidades, información de actualidad, fundamentos técnicos de la investigación Criminalística, info de eventos...

Espero recibir tus comentarios, dudas y recomendaciones.

Carlos F. Sosa

Lic. Criminalística

Balística-Papiloscopía-Documentología

criminalisticodte@gmail.com

carlos_sosa16@yahoo.com.ar

principio.de.identidad@hotmail.com