19 mayo, 2008

El método scopométrico

El siguiente texto fue extraído del libro "Investigación Científica del Delito", de Editorial "La Rocca", escrito por el Lic. Jorge Silveyra, basado en un artículo periodístico de Anacleto Luque ("Revista de Policía", Buenos Aires, enero 1938, año XLI, nº 937, p. 225.).

LA SCOPOMETRÍA. SUS ORÍGENES Y DESARROLLO EN LA POLICÍA

"La mayoría de las personas, aun las más ilustradas, ignoran no solamente el origen, sino también los procedimientos técnicos que se utilizan en la Policía de la Capital Federal y a los cuales se les conoce con el nombre genérico de 'scopometría'. Este término ha sido puesto de moda hace poco por el doctor Héctor González Iramáin, cuando en el acto de informe in voce, realizado en la Cámara de Apelaciones en lo Criminal, manifestó lo siguiente: 'Subrayo que también la Cámara Civil omitió la pericia scopométrica de la Policía de la Capital, que de rigor siempre encarga en casos similares'.

"Han corrido ya 30 años desde el día en que el jefe de investigaciones, señor José Gregorio Rossi, con el propósito de dar mayor expansión a la fotografía y procurar más luz para los trabajos que en ella se efectuaban, mandó construir en la azotea del Departamento Central de Policía una casilla de madera. Al empleado don Ernesto Belaunde, que tenía a su cargo la confección de los planos ilustrativos de inspecciones oculares, se le pasó entonces a ese local, para que lo utilizara como laboratorio en las pericias sobre impresiones digitales. El primer plano de aquella índole confeccionado por esa oficina fue ejecutado por disposición del juez de Instrucción, doctor Jorge H. Frías, para ilustración de un sumario por homicidio.

"En el año 1912, Belaunde fue ascendido a encargado de gabinete, y ese pequeño laboratorio iba a cobrar mayor jerarquía por la mayor jerarquía de su animador.

"Esa dependencia de fotografía especializada que echó las bases de la fotografía científica, fue designada por el señor Rossi con el nombre de 'scopometría', neologismo formado por las palabras 'scopeo', que significa examen, investigación, y 'metría', de medida, exactitud.

"Desde la instalación de aquel laboratorio, se comenzaron las experiencias sobre documentos dubitados, que ordenaban los jueces, con tan buen resultado, por su seriedad y rectitud, que llegaron a ser indispensables en todos los procesos. Es que los magistrados estaban seguros no tan sólo de la bondad del método empleado, ni de la exactitud de los procedimientos, sino también de la autoridad científica y moral de los funcionarios que efectuaban las pericias.

"En esos peritajes, los técnicos ponen a disposición de los jueces todos los elementos necesarios para que puedan apreciar por sí mismos, la veracidad de sus afirmaciones sobre la base de planos, diseños, micro y macrofotografías, gráficos, diagramas, etc., únicos documentos capaces de llevar al ánimo de los magistrados sensación de la verdad que buscan. Además, los jueces, en sus pedidos de peritajes sobre documentos, al enviar a la oficina el papel dudoso o incriminado, sólo solicitan su examen por el método scopométrico, sin someter a cuestionarios, ni indicar sus dudas especiales, con lo que obligan a los peritos policiales, a efectuar un estudio general del documento, expidiéndose luego acerca de la calidad del papel. Esos informes técnicos se basaban en las comprobaciones que realizaban, y su mayor prestigio provenía y proviene de que tienen la valentía de manifestar, cuando es necesario, que no han logrado convencerse de la realidad o falsedad de los documentos puestos bajo el amparo de su honradez profesional, pues tienen como norma inveterada de conducta, no aventurar opiniones que no puedan demostrar fotográficamente.

"Los peritos también se expiden sobre tipo de escrituras, tiempo de ejecución, su forma, tintas empleadas y todas las demás características, falsas o verdaderas, que descubran, ofreciendo las pruebas correspondientes a sus afirmaciones.

"Como la scopometría comprende la utilización de todo aparato, método, procedimiento o fórmula científica o simplemente técnica, que pueda ser aplicada en la investigación de la verdad, los trabajos son siempre acompañados por las fotografías, que además de servir de ilustración al informe respectivo, ofrecen la prueba gráfica permanente de esas aseveraciones y de las diversas experiencias y diligencias realizadas para el esclarecimiento de la verdad, poniendo de esa manera, al alcance de los jueces, los detalles necesarios, por ínfimos que parezcan".

Como se mencionara anteriormente, el vocablo aparece en 1912 a iniciativa de un funcionario policial, y actualmente por tradición, la policía científica en la Policía Federal Argentina (ex Policía de la Capital), conserva una de sus divisiones especializadas con el nombre de scopometría.

Bajo esta disciplina se procesan principalmente exámenes de documentos y la identificación de cosas en general por un método ideado y desarrollado en nuestro país. En un principio se ejecutaban las confrontaciones gráficas sin subordinación a ninguna metodología específica. Ante la dificultad de indicar cuál era el método usado, pasaron a referirse a un método propio: el scopométrico.

Estos peritajes nacen como consecuencia de la necesidad de distinguirse de los peritajes químicos, que por naturaleza son mayormente destructivos del material analizado, en tanto que, por el contrario, los procedimientos vinculados con la física y específicamente los exclusivamente ópticos y comparativos no lo son.

Los principios y leyes del sistema tuvieron repercusión internacional y fueron reglamentados por el decr. 15.963/46, donde se enuncian los peritajes scopométricos como misión del laboratorio policial, de la siguiente manera: "...realizar investigaciones científicas de orden físico, por medio de instrumental óptico adecuado y aplicación fotográfica, produciendo informes periciales requeridos por autoridades competentes en las averiguaciones de hechos delictuosos y otras irregularidades. Para ello, y por aplicación de métodos propios, se evacuan pericias scopométricas propiamente dichas, sobre documentos (falsificación de textos y firmas, adulteraciones, lavado, raspado, falsificación y adulteración de sellos), pericias mecanográficas (identificación de textos mecánicos, tiempos de ejecución), pericias sobre balística interior y exterior, pericias sobre elementos de efracción y varios".

Como se desprende de ese texto legal, la disciplina scopométrica en este tipo de peritajes es eminentemente de índole física y llama "pericias scopométricas propiamente dichas" a las documentológicas, incluyendo también en un principio los peritajes balísticos, que más adelante se independizan y adquieren autonomía propia; también incluye como rubro "varios" la comparación e identificación de cosas en general.

EL MÉTODO

Consiste en efectuar un minucioso análisis físico del material sometido a estudio, por medio de instrumental óptico adecuado a la investigación a realizar y de acuerdo con principios, métodos y procedimientos que, derivados del aporte científico, industrial y artístico, han recibido la denominación de scopométricos, en razón de que comprenden normas ineludibles que deben observarse para realizar las mediciones con precisión, para luego efectuar las comparaciones entre el material dubitado e indubitado sometido a análisis y de este modo establecer correspondencia o descartar un común origen (procedimiento de identificación).

El proceso de comparación consiste en encontrar elementos coincidentes en calidad y cantidad suficiente para poder abrir juicio categórico, y es fundamental para arribar a conclusiones de identificación o descarte.

La disciplina scopométrica utiliza este proceso de comparación y lo efectúa siempre en dos etapas bien definidas fundamentales para el sistema.

A la primera etapa se la denomina análisis extrínseco, consiste en el estudio general que se efectúa en el campo macroscópico, es decir, con pocos aumentos, y sirve para dar una orientación hacia la identificación o lograr un descarte.

La segunda etapa, llamada análisis intrínseco, es definitoria con respecto a la identificación, y consiste en un estudio pormenorizado, más fino y preciso en el campo microscópico, buscando detalles íntimos de los objetos en comparación que permitan dar una conclusión definitiva o de certeza.

El análisis extrínseco no permite la identificación, sólo puede llegar al descarte o bien en caso de coincidencias extrínsecas, abrir la puerta al análisis intrínseco que sí permite dar respuesta definitiva.

Básicamente ambas etapas se fundamentan en la búsqueda de elementos identificativos que suelen consistir en detalles de construcción de las piezas o elementos a comparar, así como también en defectos adquiridos por el uso o mal uso del instrumento que las produjo, o bien obedecen a cuestiones vinculadas con los hábitos (idiotismos) individuales de las personas que constituyen la esencia de su personalidad (su firma gestual).

Estos detalles o características identificativas propias de cada ser u objeto, son los detalles o puntos característicos de la identidad, los que para esta disciplina deben guardar una constancia y correspondencia determinada.

El proceso de identificación se basa fundamentalmente, al igual que en dactiloscopia, en que esas características identificativas estén igualmente ubicadas, situadas y dirigidas

18 mayo, 2008

Eventos 2008: Encuentro Nacional de Criminología & Ciencias Forenses

NOTA INFORMATIVA

Lima, 16 de Mayo del 2008

Invitación al II ENCUENTRO NACIONAL DE CRIMINOLOGÍA & CIENCIAS FORENSES

Con el fin de desarrollar la capacitación del personal interesado en la investigación criminal, la Asociación Española de Cooperación Internacional y Desarrollo a través del Instituto de Investigaciones Forenses - Sede Peru y la Asociación Nueva Ciencia de San Marcos, desarrollara en las instalaciones del Centro Cultural España -Av. Natalio Sanchez 181 - Lima, el evento se llevara a cabo los días Sábado 13, Domingo 14, Sábado 20, Domingo 21, Sábado 27 y Domingo 28 de Septiembre del 2008 de 9 a 13 horas.

Este evento por segundo año consecutivo, tratara en esta oportunidad tema como: ESCENA DEL CRIMEN, INFORMATICA FORENSE, NARCOTRAFICO, ANTROPOLOGIA FORENSE, VICTIMOLOGIA, DELINCUENCIA JUVENIL, CORRUPCCION, TERRORISMO, entre otros temas trascendentales.

Interesados en asistir pueden inscribirse al mail info@peru.institutoforense.org adjuntado sus nombres y DNI, en el caso deseen certificación deberán abonar 20 nuevos soles a la cuenta 04019931051 del Banco de la Nación a nombre de Cesar Chavez, y conservar su voucher hasta el inicio del evento, en donde se canjeara por un recibo con el cual el ultimo día recabaran su certificación.

Para los investigadores interesados en realizar exposiciones pueden remitir sus temarios al mail encuentrocriminologia@gmail.com, o agregar el mismo mail al servicio msn.

Atentamente

Cesar Chavez Martinez

Representante en Perú del Instituto de Investigaciones Forenses

Telefono movil: 991435643

-------

Soc. Cesar Chavez Martinez

Telefono movil 9914-35643

Website: http://www.institutoforense.com

Instituto de Investigaciones Forenses

Sede Perú

17 mayo, 2008

Eventos 2008: Cusos Criminalisticos-Forenses (GMPO)

La Fundación para la Integración de Estrategias Profesionales (FIEP), el Grupo Mundial de Policías (GMPO) y la Dirección Latinoamericana de Criminalística tienen el agrado de informarles que el 9 de Junio del corriente año, dará inicio a los CURSOS CRIMINALISTICOS - FORENSES a saber:

- MEDIDAS DE SEGURIDAD EN DOCUMENTOS

- GRAFOLOGÍA Y TEST PROYECTIVOS - NIVEL I y II

- MEDIDAS DE SEGURIDAD y RECONOCIMIENTO DE MATERIAL EXPLOSIVOS

- IDENTIFICACIÓN NUMÉRICA DEL AUTOMOTOR

- DACTILOSCOPÍA

- ORATORIA FORENSE

- FOTOGRAFÍA PERICIAL

- MECÁNICA DE LAS ARMAS

Dirigido a Personal Policial, Penitenciario, Militar; Seguridad Privada, Público en Gral.

Para informes e inscripciones comunicarse al Tel: 0351-4870812 (desde el exterior del país anteponer 054) o dirigirse a Río Negro 122 esq. 27 de abril (a 120mts. de Nvo. Ctro. Shopping) - Córdoba - Argentina

Horario de atención: 17 a 21 hs.

Saludos atentamente

La Dirección

03 mayo, 2008

Biografía de Edmond Locard

Al leer el nombre del doctor Locard, inmediatamente se lo asocia con el "Principio de Intercambio" por él enunciado, uno de los pilares fundamentales de la investigación forense: "siempre que dos objetos entran en contacto transfieren parte del material que incorporan al otro objeto" (ver también en este blog, “Principios Metodológicos Aplicados a la Criminalística” en La Criminalística como ciencia*)



Edmond Locard (1877-1966) nació en Saint-Chamond, Francia. Estudió derecho y medicina en la univeridad de Lyon, donde además trabajó como ayudante del Dr. Alexandre Lacassagne, considerado el padre de la medicina forense moderna.

En 1910 fundó el Laboratorio de Criminalística de Lyon, el primero en su clase. Además dirigió el gabinete de investigaciones de la policía de la ciudad.

Sugirió, en 1923, el nombre “Técnica Policial” a esa “investigación de la prueba del delito, mediante el establecimiento de las pruebas indiciarias y la agrupación de las nociones en un cuerpo de doctrina”.

Fue autor de un manual de poroscopía y de un tratado de criminalística de 7 volúmenes publicados entre 1931 y 1941, en donde enuncia las diferentes técnicas de uso en la pesquisa criminal.

Es considerado como uno de los primeros en realizar teorizaciones y postulados acercad de la relación entre el delincuente y la escena del hecho. Afirmó que “los restos microscópicos que cubren nuestras ropas y cuerpos son testigos mudos, seguros y fieles de nuestros movimientos y encuentros”, teoría que, afirman, habría puesto en práctica durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918) trabajando para el Servicio Secreto Francés, identificando los sitios por donde habían pasado los soldados tomados como prisioneros, para localizar la ubicación de los enemigos.

Esto último hace recordar a la primera aventura del detective más famoso del mundo, Sherlock Holmes, de Sir Arthur Conan Doyle, cuando en su “Estudio en Escarlata” (1877) pone a prueba sus habilidades deductivas ante el incrédulo Dr. Watson:

No es de extrañar, entonces, que los contemporáneos de Locard lo llamaran “El Sherlock Holmes Francés”. “Lo admirable de Sherlock Holmes —afirmaba Locard— es ese perfecto conocimiento de todo lo que se necesita haber estudiado para descubrir criminales, en lo cual es considerablemente superior a los policías de Edgar Allan Poe”.

Sobre el famoso principio de intercambio existe algo de controversia en la actualidad. “Es imposible que un criminal actúe, especialmente en la tensión de la acción criminal, sin dejar rastros de su presencia” expresaba Locard en el Manuel de Technique Policière (1928), de lo cual, hay quienes afirman que fue extraído de las obras de ficción de Doyle: "Yo he investigado — decía Holmes en ‘La aventura de Peter Black’ de 1904— muchos crímenes pero nunca hasta ahora he visto uno el cual fuera cometido por una criatura que vuela. Hace mucho que los criminales tienen dos piernas, dejan huellas, producen alguna abrasión o marcas que pueden ser detectadas por algún buscador científico."

Una de las más antiguas menciones que se hace de la adjudicación del principio de intercambio al Dr. Locard, aparece en 1940 en la obra de Reginald Morrish, “The Police and Crime-Detection Today”, reiterado por Nickolls (1956) en “The Scientific Investigation of Crime”, quienes afirman que lo habría enunciado en 1928.

Independientemente de esto, Locard dejó a las futuras generaciones de forenses la “Poroscopía”, con la cual afirmaba se podía identificar a los sujetos. En “Les pores et l’identification des criminels” (1912) Locard concluía, según Ashbaugh (1999) que:

1) Los poros (terminaciones de las glándulas sudoríparas) presentan la triple característica de perpetuidad, inmutabilidad y variedad que permiten la identificación.

2) La identificación por comparación de los poros es una manera de confirmar la evidencia que deriva de las huellas digitales, añadiendo a la determinación de las líneas papilares, los detalles de los poros, que en una impresión típica se ven por cientos.

3) En la mayoría de los casos en donde la impresión digital ó palmar está demasiado fragmentada para la identificación por el método dactiloscópico, que requiere un número mínimo de puntos característicos (minutae points en inglés), la comparación de poros que se pueden distinguir en el recorrido de las crestas, permite lograr una identificación positiva mucho más convincente para los magistrados.

Impresión de una falange media que contiene 78 líneas características y 901 poros


Wentworth y Wilder en “Personal Identification (1918) traen a colación algunos de los aspectos fundamentales de la identificación por Poroscopía según Locard:

1.- El tamaño de los poros: que oscila entre los 88 y 220 μm de diámetro.

2.- La forma individual de cada poro: redondos, elípticos, ovales, romboides, triangulares, etc.

3.- La posición del poro en la cresta: sin duda, es la característica más útil y llamativa. Sin embargo, también es la que plantea más dificultades y, al igual que las anteriores, mucho tiene que ver con la calidad de la impresión. La posición de los poros puede variar con respecto a las otras adyacentes en la misma fila.

4.- El número o frecuencia de los poros: este puede ser calculado en función del número de poros en una línea determinada ó la cantidad de poros en un área específica. Locard observó que el número de poros en un centímetro de línea papilar varía entre 9 y 18.

Impresiónes de una misma bifurcación donde parece existir diferencia en la posición y forma de los poros, debido a defectos de impresión.


En base a estos estudios, estableció además el parámetro de puntos característicos mínimo que debían localizarse en un rastro papilar para garantizar la identificación fehaciente de un sujeto: “Si el jurado o juez dudan porque pueda parecerles audaz de creer que 12-15 puntos son suficientes para identificar una impresión, lo creerán cuando se les muestre el perfecto acuerdo de cientos de poros” haciendo alusión a la necesidad de complementar el análisis dactiloscópico con el poroscópico.

Se cuenta además con la siguiente bibliografía técnica publicada por él:

- Le crime et les criminels (1920)

- L'enquête Criminelle et les Méthodes Scientifiques (1920)

- Mémoires D'un Criminologiste (1928)

- Le portrait parle méthode signalétique a l'usage des policiers et des Gendarmes (1948)

- La défense contre le crime (1951)

Pero además, al final de su vida, publicó algunos textos policiales de ficción, como son:

- La Vipère - Les lettres anonymes meutrières (1954)

- Le magistrat assassiné (1954)

- La Machine Infernale (Affaire Orsini) (1955)

- Mystères de Lyon (1967)

Every contact, leaves a trace” entonces, resulta ser sólo una pequeña frase que apenas nos permite vislumbrar parte del gran genio de Edmond Locard. Ella nos permite, hoy por hoy, afirmar que un sujeto estuvo en tal lugar, por los pequeños gránulos de polen que se encuentran en sus ropas; o vincular a un vehículo por las huellas en el camino ó por las partículas de pintura que se encontraron en el lugar de una colisión.

Sin importar donde pise, donde quiera que toque, donde sea que esté, el delincuente, incluso inconscientemente dejará un rastro de su presencia” y es el investigador criminalista el encargado de hallar ese rastro y establecer la conexión con el hecho que investiga para que, una vez reunido todo el material, pueda desandar paso a paso el camino del malhechor, para individualizarlo y coadyuvar a su identificación, prestando un valioso servicio, no sólo a los órganos encargados de impartir justicia, sino a la sociedad en su totalidad. Ese, es el legado de Edmond Locard.

FUENTES CONSULTADAS

ASHBAUGH, David. (1999). Quantitative-qualitative friction ridge analysis: an introduction to Basic and Advanced Ridgeology; CRC Press: Florida.

CONAN DOYLE, Sir Arthur. (2007). Sherlock Holmes - Obras Completas, Editorial Diada: Buenos Aires.

http://www.tecnicasinvcriminal.com.ar/sherlock.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Edmond_Locard

ENLACES RELACIONADOS EN ESTE BLOG:

Criminalística. Orígenes y definición.

La Criminalística como ciencia.

Biografía de Juan Vucetich

Biografía de Hans Gross

La mejor forma de encubrir un crimen es con una investigación deficiente...

¡Saludos!

Mi nombre es Carlos Sosa, Licenciado en Criminalística, estudiante de la Lic. en Accidentología Vial de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER), Entre Ríos, Argentina.

En este blog podrás encontrar información referida a las Ciencias Forenses: artículos, casos, curiosidades, información de actualidad, fundamentos técnicos de la investigación Criminalística, info de eventos...

Espero recibir tus comentarios, dudas y recomendaciones.

Carlos F. Sosa

Lic. Criminalística

Balística-Papiloscopía-Documentología

criminalisticodte@gmail.com

carlos_sosa16@yahoo.com.ar

principio.de.identidad@hotmail.com